¡Invierte con Piggo!

viernes, 21 de abril de 2017

20 preguntas para perder el miedo a emprender

Contar con la imagen de un famoso, ¿será el trampolín del éxito para mi negocio? ¿Dónde puedo conseguir asesoramiento y dinero para impulsar mi 'start up'? Para convertir tu idea en una empresa rentable debes responder a cuestiones de este tipo y a otras más estratégicas que te permitirán moverte con agilidad en el ecosistema emprendedor. Aquí encontrarás las pistas.



Dar un salto mortal no es fácil, pero si cuentas con una buena red que amortigüe la caída... a lo mejor te animas a lanzarte al abismo. Esta sensación de vértigo es similar a la que padecen muchos emprendedores, pero hoy ese salto al vacío empieza a parecer menos traumático.
  1. ¿Qué es emprender? Es tener una idea que cubra una necesidad existente en el mercado y que sea lo suficientemente flexible para adaptarse a los cambios. Supone ser solvente: "Hay que centrarse en ganar dinero, no en levantar rondas".
  2. ¿Cuándo montar tu empresa? El momento más adecuado lo escoges tú, pero es el mercado y la situación del sector lo que determina el éxito de un negocio. No pienses tanto en los competidores como en la posibilidad de ganar tu cuota de mercado con un valor añadido.
  3. ¿Cómo se llama tu negocio? No trates de ser el más original. Que una marca pegue fuerte en el mercado depende en gran parte de que se entienda. Job&Talent, Worktoday, Car2Go o Destinia explican en una palabra cuál es su objeto de negocio. Procura que sea una marca global con la que sea fácil acometer una expansión y que no tenga un nombre que resulte ofensivo en otros idiomas.
  4. ¿Dónde conseguir información? A través de las redes sociales, sin descartar asistir a foros en escuelas de negocio. Esto te dará la oportunidad de contactar con emprendedores que son referencia. Pero ten en cuenta que hoy existe mucha información, debes establecer un filtro para asegurarte de que encuentras contenido de calidad. François Derbaix (Top Rural e Indexa), Iñaki Arrola (Coches.com), Eneko Knorr (Ideateca), Miguel Arias (Imaste), Lucas Carné (Privalia) o Sergio Álvarez (CartoDB) son algunos de los que participan en encuentros y aportan sus conocimientos.
  5. ¿Cómo ser una empresa del mundo? Olvida las fronteras. Piensa en grande desde el principio. Tu producto o servicio tiene que ser demandado en tu barrio y en la otra punta del planeta..., pero procura hacerlo con cautela. Antes debes consolidarte en tu mercado local. Al principio, escoge aquellos países que van a ser la punta de lanza de tu expansión y localiza socios en esos destinos que conocen bien ese mercado.
  6. ¿Cómo moverte en el ecosistema emprendedor? Cada vez son más los actores que participan en este ecosistema. Las Administraciones Públicas, las escuelas de negocios y las grandes empresas son sólo una parte de este gran entramado. El South Summit y el Salón MiEmpresa son las citas obligadas. A éstas se suman otras como First Tuesday, Multiplikador y la recién nacida Initland, entre otras muchas.
  7. ¿Quién te puede ayudar? Mentores, business angel, aceleradoras e incubadoras son los canales más adecuados para orientarte sobre tu empresa. Al principio, conviene que vayas de la mano de profesionales de confianza que te ayuden a conocer los entresijos del panorama. Inversores y emprendedores coinciden en que existe solidaridad, se comparten contactos, siempre y cuando no afecte a la competencia, y acceder a los que más saben suele ser sencillo.
  8. ¿Dónde encontrar dinero? El venture capital es la principal fuente de financiación. Pero antes de lanzarte de cabeza a los más conocidos (Kibo Ventures, Samaiapata, KFund, Axon Partners, Lanzame Capital, Seaya, Bonsai, Cabiedes, VitaminaK o Bonsai, entre otros), analiza su portfolio de inversiones. Convencer al fondo de que tu idea es rentable es fundamental, algo que resultará más sencillo si es afín a tu negocio y, además, te orientará mucho mejor.
  9. ¿Quién es el mejor socio? Conocimiento y capacidad económica son los requisitos mínimos que tiene que cumplir un buen socio. Detectar aquellas facetas en las que cada uno es mejor, es definitivo para que la sociedad funcione. No descuides la parte burocrática: un mal acuerdo puede ser el principio de la muerte de un buen negocio.
  10. ¿Cómo hacer un buen equipo? Ficha a profesionales que sean mejor que tú, comunícales tus objetivos y asegúrate de que están involucrados con el negocio. No te olvides de que la gente trabaja por un sueldo, así que tendrás que cumplir sus expectativas salariales. Si al principio no cuentas con los recursos necesarios, puedes pagarles en acciones y convertirlos en partícipes de la empresa.
  11. ¿Cómo hacer popular tu marca? Trabaja los valores y tu diferenciación de la competencia. Cuando empieces a ganar dinero podrás invertir en publicidad online y offline.
  12. ¿Cómo hacerte grande? Hacer grande tu start up no tiene que ver con ampliar tu plantilla. Está vinculado a llegar a un mayor número de clientes con un buen dimensionamiento de personal.
  13. ¿Quiénes son tus competidores? Recuerda que te mueves en un mercado global, así que tu competencia puede estar cerca de ti o en cualquier otro país. Debes estar atento a cualquier novedad y tendencia.
  14. ¿Qué puedes aprender de Silicon Valley, Tel Aviv, Londres o Berlín? Estas regiones son un referente por su cultura emprendedora y se organizan misiones para que los creadores conozcan estos ecosistemas, pero no te dejes llevar por su fama. Cada modelo tiene sus pros y sus contras.
  15. ¿Sabes afrontar los errores? No pensar en grande es uno de los principales fallos. También lo es confiarse demasiado y preguntar poco, debes cuestionarlo todo. Por último, no te olvides de prestar mucha atención a cómo vas a ejecutar tu proyecto para que se convierta en una idea rentable.
  16. ¿Cómo ser 'trending topic'? El fundador de SumaCRM asegura que más del 50% de sus clientes procede de su blog. Otros recurren a Instagram: Siberia, un salón de manicura y pedicura recién creado cuenta con más de 20.000 seguidores, lejos de los 135.000 de Au Revoir Cinderella. Ser trending topic implica una dedicación en las redes que conviene delegar.
  17. ¿Cómo atraer la atención de un famoso? Muchos emprendedores se han asociado con algún personaje público para que difunda sus productos a través de las redes. Es una estrategia de márketing más. Estudia y analiza los intereses del famoso con el que quieres trabajar para hacerle una oferta que no pueda rechazar. Recuerda que muchas veces es más importante el reconocimiento que el dinero.
  18. ¿Cómo reinventarte cada día? Incluye novedades en tus productos, pregunta a tus clientes y recoge documentación constantemente sobre el funcionamiento de tu entorno.
  19. ¿Cómo no morir de éxito? La humildad es fundamental a la hora de lanzarse a la aventura emprendedora, no caigas en el error de querer ir demasiado rápido. Además, conviene que cuentes con un asesor fiscal que te ayude a no arruinarte.
  20. ¿Cuándo echar el cierre? Aún existe miedo al fracaso y muchos no se atreven a cerrar su empresa cuando ésta deja de crecer. No caigas en ese error y evita que tu negocio sea una start up zombie.
Extracto tomado de: @empyemp

jueves, 20 de abril de 2017

¿En qué consiste la estrategia del océano azul?

La estrategia del océano azul fue formulada por W. Chan Kim y Renée Mauborgne en un libro del mismo nombre (Blue Ocean Strategy), en el que defienden la importancia de la innovación a la hora de abrir nuevos mercados, alejándonos de la competencia destructiva que existe en los terrenos empresariales más explotados.

En otras palabras, plantean la posibilidad de crear una estrategia ganadora basándose en la “no competencia”, algo que solo es posible explorando nuevos territorios, que simbolizan con un océano azul, contrario al rojo que representa la lucha encarnizada entre las empresas.



El océano rojo

Si el barco de nuestra empresa navegara en un océano rojo, deberíamos saber que tiene este color debido a los continuos combates que se desarrollan en él para conseguir la mejor pesca.

Es un océano peligroso pero conocido, donde tratamos de arañar la cuota de mercado de los demás y generalmente tendremos que competir en base a precios.

¿Crear valor añadido o luchar en el terreno de los costes? Las reglas del juego son conocidas por aquellos que se encuentran en un océano rojo, e incluso se conocen los niveles estimados de demanda que se manejan.

Las oportunidades de lograr una estrategia ganadora disminuyen según aumenta el número de competidores y los esfuerzos comerciales se encaminan a remarcar las diferencias respecto al resto de alternativas.

Aún así, los negocios suelen proliferar en torno a mercados y productos ya conocidos, pues aunque a la larga se condenan a una guerra caníbal, se asumen menos riesgos.

El océano azul

Más allá del océano rojo se abre un nuevo horizonte, donde las aguas aún son azules y las oportunidades son totalmente nuevas. Los peces saltan sobre las olas y nuestro barco abre las velas de la innovación, pues es la única forma de llegar.

Aquí la competencia carecerá de importancia, pues habremos creado un mercado único y particular, rompiendo las reglas y creando una nueva demanda.

Los autores ponen como ejemplo a “El Cirque du Soleil”, que innovó en una fórmula tan aparentemente quemada como los circos y creó un nuevo tipo de demanda, que hizo que los competidores fueran irrelevantes.

Encontrar nuevos espacios en el mercado se basa en innovar sobre el valor. Es decir, no incrementar las propiedades de lo ya conocido, sino creando un valor totalmente nuevo, aunando costes, utilidad y precios.

Esto podemos verlo con los pasos seguido por el circo para crear una nueva cadena de valor y que pueden ser adaptados a otros negocios, aplicándolo a sus elementos particulares:

  • Eliminar: animales del espectáculo, muchos shows al mismo tiempo, interpretes estrella, promoción tradicional, etc…
  • Crear: un entorno elegante, música y coreografías, tema, escenografía, etc…
  • Reducir: el humor, la sensación de peligro, las estridencias, etc…
  • Aumentar: el valor artístico, la utilización de una única sede, etc…
Principios de la estrategia
Según los autores, la estrategia se sustenta sobre seis principios básicos que debemos conocer a fin de reducir los riesgos inherentes a la estrategia, y que son propios e toda innovación:

  • Reconstruir las fronteras del mercado: analizar las industrias alternativas, los grupos estratégicos dentro de ellas, la cadena de compradores, los productos complementarios…
  • Dibujar un lienzo estratégico: nos basamos en el potencial creativo de la organización, buscando oportunidades de negocio.
  • Explorar más allá de la demanda existente
  • Crear una secuencia estratégica: analizaremos el precio, el coste, la adopción del producto y su utilidad desde la perspectiva del consumidor.
  • Superar los obstáculos: analizar los problemas que conllevará la ejecución de la estrategia y ver la forma de sortearlos.
  • Ejecutar

Aunque esta estrategia es muy interesante de analizar, su aplicación representa un riesgo tan grande como el que asumían los grandes pioneros que navegaban hacia el horizonte en búsqueda de nuevos continentes. Podemos naufragar en terreno de nadie, por lo que es importante considerar estos principios expresados por los autores.

Por otro lado, las aguas azules pueden ir tornándose en rojas con el paso del tiempo, pues el resto de empresas pueden sentirse muy atraídas por las nuevas oportunidades de mercado que hemos abierto. El primero que golpea lo hará dos veces, pero no podemos dormirnos en los laureles.

Aún así, los premios que se pueden obtener de una buena estrategia son lo suficientemente jugosos como para al menos considerar esta posibilidad que va algo más allá que una estrategia de nichos de mercado.

Extracto tomado de: Sage Experience

viernes, 7 de abril de 2017

6 tips sobre la transición de Empleado a Emprendedor (Infografía)

Es normal que algunos de ustedes están en el punto en el que están listos para dar el salto. Así que les traemos esta infografía para ayudarles durante esta fase de emprendimiento.


Esto es para su éxito!

miércoles, 29 de marzo de 2017

Las 10 mejores formas de financiar tu emprendimiento

Arrancar cualquier emprendimiento no es fácil. Y mucho menos cuando no sabemos cómo cubrir algunos de los costos iniciales. Les cuento de algunas alternativas que pueden tener en cuenta...


FFF
Cuando un emprendimiento todavía es solo una idea, y no tenemos nada que garantice la devolución del dinero, solo hay 3 grupos de personas que nos pueden prestar dinero a bajo o nulo costo, o invertir en nuestro emprendimiento. En el ámbito de las startups se los llama FFF, por la sigla en inglés de Amigos, Familia, y Tontos.

Si bien esta puede ser una fuente de financiamiento barata, hay que tener en cuenta los riesgos que implica. Si se van a poner en juego relaciones personales, hay que tratar de evitar problemas aclarando desde un principio los riesgos que está asumiendo el inversor, o la forma en que devolverás el dinero si las cosas no salen bien.

Microcréditos o créditos de capital semilla
Tienen la ventaja de que no necesitan garantía real, pero hay que prestar atención a las tasas de interés. Hay veces que la tasa está subsidiada por algún organismo del gobierno y por eso es baja, pero en otros casos el riesgo que asume el que otorga el crédito se ve reflejado en tasas muy altas de interés.

Consignación
Si se trata de un emprendimiento en el que venderemos productos de terceros, se puede firmar un contrato de consignación con el proveedor. En el mismo se pactará el precio de compra de los productos, la posibilidad de devolver aquellos que no se vendieron, y la fecha en la que se pagarán aquellos que si logramos vender.

Crowdfunding
Esta forma de financiamiento tuvo su auge en productos tecnológicos pero ya se utiliza para financiar desde la construcción de un edificio hasta la edición de un libro o la realización de un recital. Algunas de las plataformas más conocidas para acceder a esta forma de financiamiento o inversión son:


Inversores ángeles
Los pueden contactar a través de sus sitios web. Algunos de ellos son:


Clientes estratégicosSi bien no es muy difundido como forma de financiación, muchas de las grandes empresas que conocemos hoy en día, basaron su crecimiento en invertir solo en productos o servicios ya vendidos, a veces con pagos por adelantado de los clientes. En el libro “The Customer Funded Business” John Mullins explica 5 distintas aproximaciones que algunos emprendedores utilizaron para lograr esto.

Incubadoras o aceleradoras
Pueden encontrar mucha información sobre programas de aceleración en el sitio Fundacity. Por otro lado, si prefieren ver un poco más sobre algunas de las incubadoras más conocidas, estas son:

Bartering
Consiste en brindar algunas horas de trabajo semanales a una empresa, a cambio de la utilización de instalaciones o herramientas que ella tenga.

Gobierno
Los gobiernos nacionales, provinciales, y municipales, suelen tener diversos programas para ayudar a financiar sus primeros pasos a los emprendimientos y pymes. 

Capital propio
Si ya probaste las hipótesis que tenías antes de empezar tu emprendimiento, y puedes estimar con un nivel aceptable de certidumbre los resultados de tu inversión, no es mala idea usar algunos ahorros que pensábamos destinar a un gasto. Después de todo, como dicen, “un auto o unas vacaciones no te van a dar una empresa, pero una empresa te puede dar algún día varios autos o vacaciones.”

lunes, 27 de marzo de 2017

4 pros y contras de las ventas nocturnas

De improviso llega a tu correo un aviso de Venta Nocturna y empiezas a repasar qué cosas te hacen falta y cuánto te puedes gastar o más o menos cómo anda de saturada tu tarjeta.

En tus ratos libres vas y vienes de los sitios en cuestión viendo posibles opciones. Tu vecino de a lado, que ya es un experto en esos menesteres, te dice “no son las mismas promociones mejor ve a la tienda”.



Las ventas de nocturnas se han convertido un clásico y como todo en la vida tienen cosas buenas y malas. Así que te presentamos los pros y los contras:

1. Muchas ofertas en un sólo lugar
 + Pro: Con sólo darte un pequeño paseo verás que desde la ropa hasta la línea blanca, todo tiene descuentos mayores o menores -o de menos puntos- y meses sin intereses. Si tienes claro que es lo que necesitas, en un viaje te puedes hacer de muchas cosas con un buen descuento.

- ContraAl haber tantos descuentos por aquí y por allá es muy fácil perderse o pasarse de la raya y acabar gastando de más con la idea de que hiciste lo correcto o que "aprovechaste un descuento único". 

2. Meses in intereses
 + Pro: Si estás un poco apretado en tu presupuesto -repito ¡Un poco apretado!- esta es una buena opción porque puedes obtener financiamiento + descuentos a un bajo costo, lo cual si eres ordenado en tus finanzas es una gran ventaja.

- Contra: Tomar como pretexto que hay descuentos y crédito para comprar lo que se nos antoje sólo para llenar el clóset no es la mejor decisión. Recuerda que 20 meses sin intereses está bien para estufas, salas, refrigeradores, cocinas... para lo demás piensa en plazos menores al año.

3. Bebidas y alimentos
 + Pro: Si tienes un evento en puerta puedes aprovechar las promociones para abastecer tu despensa. Además, puedes comprar cosas no perecederas que podrás consumir a lo largo del año.

- Contra: La principal desventaja es que ¡Podemos acabar pagando más de un año una botella de vino y un jamón! por fa ¡Qué no te pase!

4. Viajes
 + Pro: En estos mega departamentales que cuentan con agencias de viajes, puedes encontrar algunos paquetes atractivos y quizás tener el viaje de tus sueños con un buen descuento.

- Contra: Los precios puede que no sean los mejores frente a sitios especializados, sobre todo si lo que a ti te gusta es la aventura y mochilear.


¿Tienes alguna otra en mente? ¡Compártela!

Extracto tomado de: blog.piggo.mx

jueves, 23 de marzo de 2017

Los 10 errores que todos cometemos con el dinero

Dinero, dinero, dinero, dinero… Lo mencionamos tantas veces que parecería que todos somos expertos. Lo cual… ¡No es verdad!
Tanto así, que los tropiezos que más nos duelen muchas veces tienen que ver con el dinero.
Si quieres que esto no te pase, mejor evita a toda costa estos errores:



1. No empezar nunca: Arranquemos con el más común y en que todos concordamos: Nunca empezar nada. Podemos inventarnos cualquier tipo de justificaciones o hasta ir al psicólogo para convencernos de que “no es buen momento”. Sin embargo, lo cierto es que siempre vamos a creer que “nunca” va a ser un buen momento. Así que sólo toma la decisión y comienza a hacerlo ahora.

2. Olvidarse de la constancia: Muchas personas piensan que si ponen una gran cantidad en una inversión es suficiente y ya no hay que preocuparse más. El dejar ese dinero ahí olvidado, no lo va a hacer crecer más rápido, eso sólo se logra aumentando ese monto regularmente con el ahorro. Así tus intereses se sumarán con tus aportaciones y el interés compuesto hará la diferencia. ¡Haz la prueba!

3. Ahorrar para pagar una deuda: De entrada eso no es ahorrar… es pagar. Es un dinero que ya te gastaste de manera adelantada y que por lo mismo tienes que saldar sí o sí. 

4. Yo sí ahorro pero… en mi casa: Esto es “casi” ideal sino fuera por dos cosas. La primera, que la inflación le está quitando constantemente valor a tu dinero. Y segundo, sólo estás acumulando y el dinero estático no genera riqueza. Así que ponlo en movimiento a través de la inversión.

5. Siempre ahorrar lo mismo: Digamos que llevas 10 años ahorrando y en esos 10 años te han subido el sueldo tres veces, pero ¡Nunca has aumentado tu ahorro! Si tus ingresos suben aumenta en proporción tu ahorro. ¡Es lo justo!

6. Más ingresos más gastos: Lo ideal sería que si tus entradas de dinero se multiplican, gastes lo mismo o un poco más pero… ¡No mucho más! Si esto está pasando ponte un alto antes de que sea demasiado tarde y ya ni cuenta te des.

7. Lamentarse: ¿A quién no le ha escapado de las manos una gran oportunidad? Lo que fue ya no volverá, no te quedes atrapado en esas situaciones y comienza a buscar nuevas oportunidades en lugar de lamentarte por lo que ya no pudiste hacer. Recuerda que los grandes, construyen sus propias oportunidades… y ¿Tú cuándo?

8. Demasiados huevos en una canasta: Por más prometedor que parezca, nunca pongas todo tu dinero en un lugar. La diversificación o “poner los huevos en varias canastas” es la mejor manera de protegerlo y de hacerlo crecer más rápido. 

9. Pensar sólo en los demás: En ocasiones nos colocamos en situaciones en las que sacrificamos nuestras expectativas económicas en favor de los demás, hablando en términos de juego apostamos todo pensando en el beneficio de otros. No está mal garantizar el futuro económico de alguien más pero y… ¿el nuestro? Ése es igual de importante, así que no lo descuides.

10. Taparse los oídos: A veces necesitamos dejar de escuchar a los demás para tomar decisiones. Sin embargo, no querer escuchar a nadie no te va a llevar a ninguna parte. Así que consigue un asesor financiero de tu total confianza o empieza a investigar cuál quieres que sea el destino de tu dinero.


Extracto tomado de: blog.piggo.mx

miércoles, 15 de marzo de 2017

El P.E.R. y la Gerencia de Riesgos


C:\Users\redes\Pictures\Market PE.JPG

Esta semana tuve la oportunidad de participar en una conferencia de inversiones financieras alternativas efectuada en Panamá y conversando con gerentes de portafolios, inversionistas y otros "wealth managers", la preocupación común es la alta valoración que ha adquirido recientemente el mercado accionario en EEUU (hoy las acciones en él se negocian a un promedio de 22 veces utilidades anuales), por tanto el interés generalizado estuvo centrado en la búsqueda de inversiones alternativas que no tengan una correlación directa con este mercado, para así diversificar eficientemente portafolios internacionales, con menor volatilidad y correlación implícita entre los activos que conforman una misma cartera de inversión. 

En este orden de ideas, quiero analizar en esta nota la llamada relación precio/utilidad (RPU) ó PER en inglés desde la perspectiva del riesgo. Existen diferentes interpretaciones y formas de analizar este indicador de valoración:

1- El RPU o PER no puede verse en forma aislada, es decir, debe analizarse conjuntamente o compararse con la tasa de crecimiento de las utilidades anuales, en otras palabras, altas valoraciones deben estar soportadas por un alto crecimiento de ganancias o viceversa, de no ser así, el riesgo de pérdidas de capital en el precio de la acción se incrementa para el inversor. No importa pagar un PER más alto, si la tasa de crecimiento de la empresa lo justifica, el problema está cuando no se cumplen esas expectativas de ganancias.

2- Otro análisis apropiado es la comparación del PER con su propia media histórica, así se podrá identificar si está en un nivel alto o bajo (sobrevaloración o subvaloración) respecto al pasado reciente de la misma compañía. Aquí es relevante identificar cuando se hayan dado cambios estructurales en la empresa o su sector que hacen que esos promedios puedan verse alterados significativamente. 


3- Finalmente la relación precio - ganancias de una acción puede compararse también con la de su propio sector económico, de esta manera sabremos si la compañía posee una valoración razonable o no, respecto sus principales competidoras o el promedio de su área de negocios.
C:\Users\redes\Pictures\PE.jpg

En resumen, la relación precio ganancias es clave para identificar los riesgos de una inversión de renta variable, o por el contrario dar una señal de posibles oportunidades, siempre y cuando el potencial o tasa de crecimiento esperada de una empresa no haya sido reconocida en su valor de mercado. También es importante contrastar este indicador con otros de análisis fundamental como pueden ser la Rentabilidad Patrimonial (ROE), su gestión operativa (EBIT) y el potencial generador de efectivo (EBITDA), para tener un mejor criterio de la calidad financiera de una compañía.

Autor: Román Gutiérrez @gutierrezrom